Misión y Visión

Partimos de una certeza: ya que todos los seres y todas las culturas del planeta resultan interdependientes – tanto desde la perspectiva científica como desde la sabiduría de los pueblos originarios-, es hora de hacer crecer las interacciones basadas en lo que nos une: la esfera de la vida en todas sus manifestaciones. Lo biosférico busca la intersección misma entre lo ecológico, lo cultural y lo artístico, como espacio generador de respuestas validas para el siglo que comienza y de soluciones concretas para la vida sostenible en distintas bioregiones.

El concepto de biosfera hace más de un siglo viene atravesando múltiples disciplinas exactas y humanísticas, dando lugar a una evolución holística del discurso científico y aun geopolítico; sea por sus profundas implicaciones para el desarrollo de la vida en todas sus formas, sea porque establece medidas de sustentabilidad para la evolución humana. Lo biosférico -igual al aire que respiramos y a la tierra que cultivamos- trasciende las ideologías y abraza la diversidad cultural y natural, para instalarse como punto de inflexión en el pensar y en el hacer. La atención vuelve cada vez mas inevitablemente hacia aquello que nos da el ser: la naturaleza, no en cuanto mero ambiente en que nos movemos o recurso a ser explotado, sino en tanto es aquello mismo que nos sostiene en la vida.

Partimos de la necesidad de superar -en la práctica y en la teoría- los antiguos postulados sobre el “sujeto” que somos y la “naturaleza” que habitamos. Y de lograrlo no solo en las formas del saber y del decir, sino específicamente en las formas de habitar, educar y crear. Se trata de redescubrir desde estas coordenadas el lugar que ocupamos en el conjunto de la vida y de aplicar en lo posible los principios naturales con que la biosfera opera en todos sus niveles observables. En otras palabras, se trata de integrar las propias raíces: retransmitir sabiduría ancestral entre las culturas, restaurar legados biológicos entre las especies, estudiar matrices culturales entre los distintos biomas y fomentar la creatividad entre comunidades de científicos, artistas, estudiantes y trabajadores al servicio de la vida; tanto a escala local por medio de actividades y proyectos específicos como en el escenario global a través de alianzas estratégicas con instituciones afines.

En síntesis – basándonos en la experiencia efectiva de la Fundación en Argentina y en los más de cuarenta años de aplicación de la disciplina biosférica en fronteras ecológicas y centros de saber de todos los continentes a través del Instituto de Ecotécnicas – concebimos las Actividades Biosféricas como la acción de conjugar la restauración ecológica con los estudios interculturales y el arte en todas sus intersecciones posibles. Con este fin instauramos el programa educativo Academia Biosférica.

Desde la temporada 2007/2008 nos dedicamos más formalmente a la reforestación de nacientes de agua así como a la difusión de la agricultura urbana. Enseñamos lenguas y cosmovisiones ancestrales a la vez que abrimos camino a investigaciones científicas innovadoras. Cultivamos las artes tradicionales así como las prácticas más avanzadas de armonización. Desde nuestra sede en la Ciudad de Buenos Aires y desde nuestro CENTRO DE RESTAURACIÓN ECOLÓGICA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL (CREEA) en las Sierras de Córdoba, convocamos a instituciones y personas conscientes a sumarse a nuestros proyectos y actividades para cooperar sinérgicamente con la biosfera y sus mundos.